• Dansk
  • NL
  • EN
  • FI
  • FR
  • DE
  • EL
  • IT
  • NO
  • PL
  • PT
  • RO
  • SL
  • ES
  • SV

Capítulo 3: Tiburones legales: alimentando la demanda del arbitraje de inversiones

¿Por qué se dedican las firmas de abogados a la legislación en materia de inversiones? Un motivo es claro: por el dinero. [...] Los casos son increíblemente largos, increíblemente complejos y puedes hacer un montón de dinero.

Lars Markert, Gleiss Lutz1

La crisis de la deuda en Grecia acaparó la atención de todo el mundo en 2011. El país, aquejado por un enorme déficit presupuestario, estaba siendo escenario de violentas protestas y recortes en el gasto público que estaban devastando la vida de la gente. Grecia parecía estar constantemente al borde del derrumbe y, sin una reestructuración profunda para reducir la deuda, su supervivencia estaba amenazada. Y con ella, también la del conjunto de la economía europea. En este contexto, varias firmas internacionales de abogados también estaban siguiendo muy de cerca los acontecimientos en Grecia; pero su preocupación no era salvar a los ciudadanos griegos de la catástrofe social ni evitar el hundimiento económico de Europa.

En plena crisis de la deuda, un grupo de abogados comenzó a animar a las corporaciones multinacionales a que usaran el arbitraje de inversiones para defender sus ganancias en Grecia. El bufete alemán Luther, por ejemplo, informó a sus clientes de que, allí donde los Estados no estuvieran dispuestos a pagar, se podía interponer una demanda amparándose en los tratados internacionales de inversión. Luther sugería que "el sucio comportamiento financiero de Grecia" ofrecía un fundamento sólido para que los inversores descontentos reclamaran una indemnización, algo que, en última instancia, se pagaría con los impuestos de los ciudadanos griegos2.

El entusiasmo de este grupo de abogados no era fruto de la fantasía. Las Naciones Unidas han reconocido que los tratados internacionales de inversión pueden limitar gravemente la capacidad de los Estados para luchar contra las crisis financieras y económicas3. Argentina ha sido demandada más de 40 veces a consecuencia de los programas de reforma económica que puso en marcha tras su crisis económica de 2001. A fines de 2008, las indemnizaciones que debía pagar el país por los laudos arbitrales resueltos en su contra alcanzaban un total de 1.150 millones de dólares4. Esa suma equivale al salario promedio anual de 150.000 profesores o 95.800 doctores de hospitales públicos en Argentina5.

Analizando una de las demandas pendientes contra Argentina en un informe para sus clientes de octubre de 2011, la firma de abogados estadounidense K&L Gates señalaba que el arbitraje de tratados de inversión podría "obtener el resarcimiento de los daños sufridos por pérdidas de inversión de los países que no pagaran su deuda soberana". Y proseguía: "Dadas las actuales crisis financieras en todo el mundo, esto debería dar esperanza a los inversores que han sufrido pérdidas a causa de la reestructuración soberana de sus instrumentos de deuda". La firma señalaba a Grecia como un país donde los inversores deberían comprobar qué tratados de inversión "podrían proteger sus inversiones". Y también le sugería a los clientes que utilizaran la amenaza del arbitraje de inversiones como un "instrumento de presión" al renegociar la reestructuración de la deuda con Gobiernos6.

Los tiburones legales ya han empezado a dar vueltas alrededor de las consecuencias de la reestructuración de la deuda soberana de Grecia.

Patrick Heneghan & Markus Perkams, Skadden7

El bufete de abogados estadounidense Milbank, el holandés De Brauw y el británico Linklaters adoptaron una línea parecida8, preparando el terreno para interponer demandas multimillonarias contra un país sin liquidez y que estaba luchando para restaurar su economía. Mientras sus ganancias por socio subían hasta los 2,5 millones de dólares en 2011 (en Milbank), Grecia reducía el salario mínimo mensual de los trabajadores menores de 25 años a 510 euros (660 dólares)9.

En marzo de 2012, después de largas negociaciones entre la UE y los bancos, los fondos y las aseguradoras a los que Grecia debía dinero, la mayoría de acreedores aceptó flexibilizar las condiciones de reembolso. Poco después, varias firmas de abogados anunciaron que reclamarían millones por daños y perjuicios en nombre de los prestamistas que negaban a aceptar el canje de la deuda10.

El caso de la crisis de la deuda griega destaca solo como un ejemplo entre otros del lucrativo negocio del arbitraje de inversiones y apunta a la aparición de una nueva clase de 'cazadores de ambulancias' en el escenario global. El término 'cazadores de ambulancias' se acuñó en los Estados Unidos a fines del siglo XIX para referirse a los abogados que buscaban sacar provecho de las lesiones o accidentes sufridos por una persona, siguiendo a las ambulancias hasta las unidades de urgencias de los hospitales en búsqueda de posibles clientes. Hoy día, la caza de ambulancias se ha globalizado: las firmas internacionales de abogados animan a las multinacionales a demandar a los gobiernos con controversias relativas a inversiones internacionales, causando estragos en las finanzas públicas y en las políticas sociales, sanitarias y ambientales.

Tabla 1

Las 20 firmas de abogados especializadas en arbitraje de inversiones con más casos

Estas firmas de abogados han notificado su participación en la mayoría de disputas relativas a tratados de inversiones en 201111. Téngase en cuenta que los datos son los proporcionados por las propias firmas, que no han sido verificados externamente y que algunas firmas no los facilitaron. Por otro lado, no se debe subestimar la importancia de los bufetes de abogados que no aparecen en la lista, ya que puede que también manejen controversias con enormes consecuencias para el interés público y que sean actores importantes en el mundo del arbitraje de inversiones12.

FirmaNúmero de casos relativos a tratados en 201113Ingresos brutos en 2011 (USD)14Ganancias por socio en 2011 (USD)15¿Trabaja para inversores o para Estados?16Destacados árbitros en materia de tratados de inversionesOtra información de interés
Freshfields Bruckhaus Deringer (Reino Unido)711.820 millones2,07 millonesAmbos, pero representó al inversor en la mayoría de casos conocidos.Jan Paulsson, Noah Rubins, Lucy Reed, Nigel BlackabyPor lejos, la firma especializada en arbitraje de inversiones que ha dominado este ámbito en la última década.
White Case
(Estados Unidos)
321.330 millones1,47 millonesAmbos, aunque seguramente realiza más trabajo para Estados.Carolyn Lamm, Charles Brower (hasta 2005), Horacio Grigera Naón (hasta 2004)Representó a los acreedores italianos en su demanda multimillonaria contra Argentina tras la reestructuración de la deuda soberana del país a raíz de su crisis financiera de 2001 (véase la página 19).
King & Spalding (Estados Unidos)27781 millones1,93 millonesTrabaja para inversores, con muy pocas excepciones.Doak Bishop, Guillermo Aguilar-Alvarez, Eric Schwartz, John SavageEspecializada en demandas contra Argentina y en controversias sobre energía sucia, como la de Chevron contra Ecuador (véase la página 25). Actúa para el grupo empresarial estadounidense Renco, reclamando más de 800 millones de dólares a Perú por una planta de fundición de metales situada en un lugar considerado como una de las zonas industriales más contaminadas del mundo.
Curtis
Mallet-Prevost,
Colt & Mosle
(Estados Unidos)
20165 millones1,54 millonesEn las disputas relativas a inversiones, siempre representa al Estado, nunca al inversor. Los ingresos de la firma aumentaron un 50% entre 2007 y 2012 gracias, en gran parte, a su labor en materia de arbitraje de inversiones para Estados como Venezuela, Kazajistán y Turkmenistán17.
Sidley Austin
(Estados Unidos)
181,41 millones1,60 millonesAmbos, aunque seguramente realiza más trabajo para compañías.Stanimir Alexandrow, Daniel Price
(hasta 2011)
Junto con Lalive, Sidley representa al gigante del tabaco Philip Morris en su caso contra Uruguay, desafiando las restricciones del país sobre la comercialización de cigarrillos (véase la página 13).
Arnold
& Porter
(Estados Unidos)
17639 millones1,40 millonesAmbos, aunque seguramente realiza más trabajo para Estados.Jean Kalicki, Whitney DebevoiseJunto con Ogilvy Renault (ahora fusionada con Norton Rose) la firma demandó a Canadá en nombre del fabricante de papel Abitibi-Bowater porque un gobierno provincial había recuperado sus derechos sobre los recursos de agua y madera después de que la compañía cerrara sus fábricas en la zona. Canadá pagó 130 millones de dólares para resolver el caso, la indemnización más elevada que se conoce hasta la fecha en el marco del TLCAN.
Crowell
& Moring
(Estados Unidos)
13329 millones845 milTrabaja para inversores, con muy pocas excepciones. La firma representa a la compañía minera canadiense Pacific Rim en su batalla legal contra El Salvador, país al que reclama en torno al 1% de su PIB por no haberle aprobado una licencia para la explotación de oro.
K&L Gates (Estados Unidos)131.060 millones890 milAmbosSabine KonradSiempre que el gigante energético Vattenfall ha demandado a Alemania, el Gobierno alemán ha elegido a Sabine Konrad como consejera, a pesar de ser una conocida promotora del arbitraje de inversiones contra Estados (véanse las páginas 19 y 27).
Shearman
& Sterling
(Estados Unidos)
12750 millones1,56 millonesAmbos, pero actúa como consejero del inversor en la gran mayoría de casos conocidosEmmanuel Gaillard,
Philippe Pinsolle, Fernando Mantilla-Serrano, Yas Banifatemi
El árbitro de élite Emmanuel Gaillard es la figura emblemática de la firma y atrae mucho trabajo como consejero. Gaillard, una de las eminencias intelectuales de la industria, interviene constantemente en debates políticos y académicos sobre la legislación y el arbitraje en materia de inversiones (véanse las páginas 28, 41 y 47).
DLA Piper (Estados Unidos)112.240 millones1,22 millonesAmbosPedro Martinez-FragaEl segundo mayor bufete de abogados del mundo representa a inversores en varios casos presentados ante el CIADI contra Venezuela, todos ellos interpuestos antes de que se hiciera efectiva la retirada de Caracas de esta instancia, en el verano de 2012.
Chadbourne & Parke
(Estados Unidos)
11306 millones1,31 millonesInversor La firma es un excelente ejemplo de la opacidad que impera en el arbitraje internacional de inversiones. Aunque afirma que en 2011 actuó en 11 demandas, ninguna de ellas aparece en su página web.
Cleary Gottlieb Steen & Hamilton
(Estados Unidos)
Más de
1018
1.120 millones2,69 millonesAmbos Cleary Gottlieb representó a Telecom Italia en una demanda contra Bolivia. En respuesta al mal servicio y las pocas inversiones de Telecom Italia, Bolivia renacionalizó la compañía de telecomunicaciones Entel. Bolivia pagó 100 millones de dólares para resolver el caso en curso en el CIADI.
Appleton & Associates (Canadá)10
o más19
Sin datos disponiblesSin datos disponiblesSiempre representa al inversor, nunca al Estado. Barry Appleton llevó algunos de los primeros casos contra Canadá en el marco del TLCAN. Entre otros, representó a la corporación Ethyl por la prohibición de un tóxico aditivo de la gasolina. El caso se resolvió cuando Canadá derogó la prohibición y pagó 13 millones de dólares como compensación. Appleton aún demanda a Canadá con regularidad.
Foley Hoag (Estados Unidos)10149 millones1
millón
EstadosMark ClodfelterEn los casos de arbitraje de inversiones, el bufete trabaja fundamentalmente para los Estados. Varios de sus abogados tienen experiencia en el Gobierno.
Latham & Watkins
(Estados Unidos)
102.150 millones2,27 millonesAmbosRobert Volterra (hasta 2011)En uno de los primeros arbitrajes de inversión que siguieron a la 'primavera árabe', la cuarta firma de abogados más grande del mundo representa a la multinacional Indorama contra Egipto. Un tribunal egipcio ordenó a Indorama que devolviera una fábrica textil que había adquirido bajo el régimen de Mubarak, aparentemente en circunstancias marcadas por la corrupción.
Hogan Lovells
(Estados Unidos/Reino Unido)
101.660 millones1,16 millonesAmbos, aunque seguramente realiza más trabajo para Estados. Representa la compañía británica Churchill, que reclama al Gobierno indonesio 2.000 millones de dólares por haberle revocado unos permisos para la explotación de carbón en la isla de Borneo. Los tribunales indonesios habían dictaminado previamente que los permisos se habían falsificado.
Clyde & Co (Reino Unido)10460 millones915 milAmbos, aunque seguramente realiza más trabajo para inversores. Es el primer bufete de abogados extranjero que ha abierto una oficina en Libia tras la caída de Gaddafi, previendo las controversias que surgirán a raíz del cambio de régimen (véase la página 23).
Norton Rose (Reino Unido)101.320 millones620 milTiende a trabajar para el inversor.Yves Fortier (hasta 2011), Michael Lee
(hasta 2001)
En 2011, Norton Rose se fusionó con la firma canadiense Ogilvy Renault, que ha representado a inversores en casos polémicos contra Canadá, como el que entrañó impugnar una prohibición de plaguicidas para la compañía estadounidense Dow. Tras más de 50 años, Yves Fortier, árbitro a tiempo completo, abandonó su puesto en el bufete en 2011, alegando posibles conflictos de interés entre su labor como árbitro y su trabajo con los clientes en una firma jurídica internacional (véase la página 39).
Salans
(Francia)
9260 millones20725 mil21Ambos, aunque seguramente realiza más trabajo para inversores.Bart Legum, Jeffrey Hertzfeld, Hamid Gharavi (hasta 2008)El responsable del departamento de arbitraje de inversiones, Barton Legum, fue abogado del Gobierno estadounidense y defendió a este país en varias controversias en el marco del TLCAN. Hoy día, vende los conocimientos que adquirió a la compañía farmacéutica canadiense Apotex, demandando a los Estados Unidos en virtud del capítulo de inversiones del TLCAN (véase la página 29).
Debevoise
& Plimpton (Estados Unidos)
9675 millones2,07 millonesRepresenta al inversor en prácticamente el 100% de los casos conocidos.Donald Francis DonovanJunto con Covington & Burling, Debevoise ganó el mayor laudo conocido del CIADI: 1.760 millones de dólares, más otros millones de intereses, para la compañía estadounidense Occidental Petroleum (Oxy) en una demanda contra Ecuador por haber clausurado un yacimiento de producción petrolífera en la Amazonía. Oxy ha sido acusada de violaciones de los derechos humanos y destrucción ambiental.

Un gran negocio para las grandes firmas

A escala mundial, tres firmas se han erigido como líderes del mercado en el negocio del arbitraje de inversiones: Freshfields Bruckhaus Deringer (Reino Unido), White & Case (Estados Unidos) y King & Spalding (Estados Unidos) (véase la tabla 1, páginas 20-21). Solo Freshfields afirma haber actuado en más de 165 disputas inversor-Estado22. Esta situación de dominio crea una cierta reputación para estas firmas, lo cual, a su vez, trae nuevos casos y conduce a un mercado concentrado al que no pueden acceder fácilmente los bufetes que no forman parte del círculo establecido. Según un profesional, 25 de cada 30 nuevos casos registrados ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) van a los pesos pesados en este campo23. Las firmas de abogados no occidentales de los países más demandados por los inversores apenas pueden echar un vistazo.

En cualquier arbitraje, el principal costo es el costo de los abogados.

Gabriele Crespi Reghizzi, profesor, árbitro y consejero de Lombardi Molinari e Associati24

Los abogados de los bufetes de élite especializados en arbitraje cobran hasta 1.000 dólares por hora a cambio de sus servicios; además, en muchos casos se necesita el trabajo de todo un equipo de abogados y los casos duran años. La consiguiente factura por servicios jurídicos que deben pagar los países por defenderse de las demandas puede ser astronómica (véase el cuadro 3, página 15).

Los abogados especializados en arbitraje también se benefician cuando los casos se resuelven incluso antes de un laudo final, como sucede con muchas controversias. Los acuerdos de honorarios condicionales, por los que los abogados solo reciben el pago total si ganan el caso o este es resuelto a su favor, normalmente como un porcentaje de la recuperación neta del cliente, son cada vez más habituales, lo cual significa que los abogados pueden obtener unos honorarios sustanciales incluso sin un largo proceso. Según un caso del que se tiene constancia, el bufete King & Spalding reclamó al parecer más del 80% de un laudo de 133 millones de dólares a su cliente25.

Las firmas de abogados conocen las reglas no escritas del juego

Una anécdota publicada en Global Arbitration Review (GAR) 100, una encuesta anual de las firmas especializadas en arbitraje, ilustra muy bien por qué los abogados del arbitraje se han convertido en actores tan bien pagados. La historia trata sobre una clase centrada en el arbitraje internacional que dio en la universidad Matthew Weiniger, del bufete británico Herbert Smith Freehills y que comparece con regularidad ante tribunales arbitrales. Weiniger comparó los dos volúmenes de los reglamentos y procedimientos de los tribunales del Reino Unido con un fino librito elaborado por la Cámara de Comercio Internacional. "La diferencia entre estos dos grosores", explicó Weiniger a sus estudiantes, "es lo que saben los abogados especializados en arbitraje internacional. Y no está escrito"26.

Es precisamente esta "falta de reglas y reglamentos que consultar" lo que lleva a que muchos jóvenes abogados que entran en el campo del arbitraje internacional "se sientan casi mareados", según GAR. "Están desorientados en un mundo donde el procedimiento de los casos puede ser totalmente ad hoc". El arbitraje internacional ni siquiera parece un procedimiento judicial. Un observador externo "vería dos pequeños grupos de abogados, vestidos de calle, en la sala de un hotel o en una sala de reuniones. Al otro lado de la sala: un trío, seguramente con algunas canas más. No hay público ni ujieres, y poco indicio de pompa o ceremonia. Quizá se podría confundir con un curso de formación"27. O con una reunión de negocios.

Contratar a algunos de los pocos abogados que poseen un conocimiento privilegiado de este universo misterioso ofrece una ventaja significativa. Un profesional de la firma suiza Schellenberg Wittmer explicaba: "¿A quiénes deberíamos elegir como árbitros? ¿Cuántos testigos deberíamos tener? ¿Cuántas presentaciones escritas? ¿Deberíamos aceptar declaraciones escritas de los testigos? Debes ser consciente de estas cuestiones para saber qué es bueno para tu caso y qué no"28

Con frecuencia se observa que 'el arbitraje depende de los árbitros que elijas'. Pero podría decirse que el proceso empieza un paso antes. Elige al consejero adecuado y pondrás en marcha una reacción en cadena que debería finalizar de forma positiva.

Global Arbitration Review29

Los países que no pueden permitirse este tipo de conocimientos se encuentran a menudo con que sus argumentos de defensa adolecen de fuentes dispersas e incompletas en materia de legislación y competencia sobre inversiones30. La República Checa, por ejemplo, solo consiguió defender con éxito sus casos cuando prescindió de los abogados de su país y recurrió a algunas de las costosas firmas de élite internacionales31. El secretismo del régimen de arbitraje de inversiones garantiza el mercado para los principales bufetes.

Conoce al 'juez'; sé el 'juez'

Los abogados especializados en arbitraje tienen aún otra ventaja. Conocen a los 'jueces'. Y los 'jueces' los conocen. Como presumía un abogado de este campo: "Ahora mismo tengo un caso ante [un importante árbitro internacional]. Cada vez que voy a una conferencia, allí está. He leído sus libros y él los míos. Mi adversario en el caso... bueno, no tiene ni idea […]. Entre todos los socios de nuestro grupo [...] hemos comparecido ante todos los árbitros que merece conocer. No solo una vez, sino varias en los últimos años, y por eso contamos con conocimientos privilegiados"32.

Cuanto mejor conoces a un árbitro, mejor sabes cómo convencerle. La familiaridad también aumenta la posibilidad de elegir a alguien que se pronunciará en tu favor. Como señala la firma K&L Gates: "Nuestro conocimiento de los árbitros significa que también estamos bien situados para garantizar que su caso se presente de tal forma [sic] que atraiga más probablemente a la mayoría del tribunal, teniendo en cuenta lo que les gusta y no les gusta y su enfoque general"33. No es de extrañar, por lo tanto, que las partes tiendan a confiar en las sugerencias de sus consejeros al designar a los árbitros. De este modo, los abogados especializados en arbitraje se convierten en los 'guardianes' de la comunidad arbitral, manteniendo su hermetismo34.

Todo se reduce a un viejo dicho, 'conoce al juez', y sobre todo a la segunda parte, 'asegúrate de que el juez te conozca'. Cuanto más tiempo pasa un abogado en presencia de los árbitros, mejores serán sus posibilidades de ser convincente frente a ellos.

Global Arbitration Review35

Dos docenas de veteranos abogados de las principales firmas también actúan como árbitros36, con lo que se abre una caja de Pandora de posibles conflictos de interés debido a su especial motivación por que crezca su propio negocio. Un árbitro, por ejemplo, puede verse tentado de tomar una decisión que favorezca a un cliente al que representa como consejero en otro caso. Hay quien sugiere que el papel dual de árbitro y consejero es "uno de los problemas más significativos del régimen de arbitraje de inversiones"37. Pero según una de las líderes en el mercado del arbitraje, la firma suiza Lalive, "el abogado que suele actuar como árbitro es el defensor más astuto"38 (véase también el capítulo 4).

Multiplicando los arbitrajes contra países

Crisis in Libia: ¿De qué opciones legales disponen las compañías de petróleo y gas?

'Alerta para clientes' enviada por King & Spalding en plena guerra civil libia en 201139

Convertir el arbitraje internacional de inversiones en un lucrativo negocio ha generado un gran incentivo para que los abogados inteligentes mantengan y expandan el sistema con el fin de maximizar los beneficios. Mantener a los clientes corporativos constantemente informados de las oportunidades de litigio es el pan de cada día de un abogado especializado en el arbitraje internacional de inversiones. Alimentar demandas contra países que lidian con una importante crisis económica es una forma de expandir el negocio, pero los abogados también han intentado sacar provecho de catástrofes humanas.

Tomemos el ejemplo de la guerra civil que estalló en Libia en 2011. Mientras el público de todo el mundo seguía los acontecimientos temiendo una masacre inminente, la industria del arbitraje se dedicaba a aconsejar a la comunidad de las multinacionales sobre cómo defender sus ganancias en el país. Freshfields sugirió a las corporaciones que podían usar los tratados relativos a inversiones para demandar al Estado libio, señalando que los inversores podían reclamar una indemnización financiera porque el país no había cumplido con sus promesas "con respecto a la seguridad física y la protección de instalaciones, personal, etc."40. Puede que el nuevo Gobierno libio deba ahora indemnizar a las compañías que apoyaron al régimen dictatorial como resultado del giro hacia la democracia.

King & Spalding siguió una línea parecida, destacando las posibilidades de arbitraje de que disponían las compañías de petróleo y gas en Libia41, al igual que Clifford Chance, Cleary Gottlieb y Fulbright42. El renombrado árbitro Christoph Schreuer identificó el "considerable" potencial legal de los tratados de inversiones en situaciones como la guerra civil de Libia, escribiendo sobre la protección de inversiones en conflictos armados43.

Cuando Hungría introdujo un impuesto sobre las compañías rentables para reducir su enorme deuda pública en 2011, el bufete de abogados K&L Gates propuso algunas "atractivas" posibilidades de arbitraje44. Cuando Vattenfall, el gigante sueco de la energía, anunció su proceso arbitral contra el abandono de la energía nuclear por parte de Alemania (véase el cuadro 5, página 27), la firma británica Herbert Smith Freehills analizó cómo los inversores "podrían solicitar reparación en el Reino Unido en caso de que aquí se tomara una decisión parecida"45. En 2012, cuando India autorizó a un productor de medicamentos genéricos a vender una versión más barata de un medicamento patentado contra el cáncer, White & Case señaló que las multinacionales farmacéuticas que poseían la patente "podrían estar en disposición de buscar reparación en virtud de los tratados bilaterales de inversión aplicables"46.

Creo sinceramente que el sistema de arbitraje de inversiones no existiría de la forma en que existe hoy día si no fuera por los abogados.

Nathalie Bernasconi-Osterwalder, Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD)47

Las firmas especializadas en casos de arbitraje mantienen grandes departamentos de marketing dedicadas a identificar posibles oportunidades para interponer demandas relacionadas con inversiones, y destinadas a los propios inversores48. No todas las compañías siguen su consejo49, pero la 'caza de ambulancias' que practican algunos bufetes de abogados es, en todo caso, una de las fuerzas que está impulsando el auge del arbitraje internacional de inversiones. Como explica una abogada: "Los abogados viven de las demandas. Crean monstruos como el actual régimen de arbitraje de inversiones y lo promueven para generar trabajo para sí mismos, como abogados y como árbitros. Creo sinceramente que el sistema de arbitraje de inversiones no existiría de la forma en que existe hoy día si no fuera por los abogados"50.

Los abogados del arbitraje de inversiones no solo se dedican a cazar ambulancias. También están creando los accidentes porque, al actuar también como árbitros, con frecuencia interpretan los tratados en sentido muy amplio. La caza de ambulancias se da después de que tu amigo ha puesto cáscara de banana en la carretera.

Profesor Gus van Harten, Facultad de Derecho, Osgoode Hall, Toronto51

Poniendo freno a la democracia

Para las firmas de abogados que buscan maximizar los beneficios del arbitraje, las regulaciones estatales para proteger el medio ambiente, la salud pública y la seguridad social se han convertido en lucrativas oportunidades de negocio. En palabras de dos abogados del bufete Milbank: "Las acciones adversas por parte de un Gobierno no tienen por qué producirse solo con un régimen autocrático. El populismo que puede generar la democracia es a menudo el catalizador de tales acciones"52.

En un folleto titulado "¡Ayuda, me están expropiando!", la firma alemana Luther ha promovido como oportunidades para el arbitraje de inversiones escenarios tales como la introducción de nuevos impuestos, la adopción de leyes ambientales y la existencia de precios reducidos controlados por el Estado. En ese mismo folleto se presentaba también el ejemplo de la abolición de los privilegios fiscales y las zonas económicas especiales tras la Revolución naranja que tuvo lugar en Ucrania en 200553.

Extracto de un juego de rol para formar a profesionales del arbitraje54

Abogado especializado en inversiones: Bien, se que están buscando un abogado duro para que les ayude en [el país imaginario] Ruritania, pero hoy estoy aquí para proponerles un enfoque totalmente distinto a ese problema que tienen en Ruritania, y creemos, basándonos en nuestra experiencia, que es un enfoque que les garantizará con mucha mayor probabilidad el tipo de compensación que merece Toll-Stoy [una compañía constructora imaginaria].

Abogado de Toll-Stoy: ¿Y qué enfoque es ese?

Abogado especializado en inversiones: ¿Se han planteado una demanda amparada en un TBI?

Abogado de Toll-Stoy: ¿Un TBI?

Abogado especializado en inversiones: Un tratado bilateral de inversiones.

Abogado de Toll-Stoy: ¿Tratado bilateral de inversiones? ¿Qué es eso?

[Largo intercambio sobre el sistema de los TBI]

Abogado especializado en inversiones: Bien, el TBI les evita los tribunales de Ruritania y los sitúa ante un organismo independiente y neutral de árbitros que tiene el poder de dictar laudos de millones de dólares a favor de Toll-Stoy, y después pueden tomar ese laudo y conseguir que sea tratado como una sentencia en 142 países de todo el mundo.

Abogado de Toll-Stoy: Oh, eso sí que me interesa. Siga contándome.

Cuadro 4

Perfil de King & Spalding

King & Spalding se ha hecho un lugar entre las principales firmas del arbitraje internacional durante la última década, centrándose casi exclusivamente en las demandas inversor-Estado. Según Global Arbitration Review, la clave del éxito de este bufete fue ganar varios casos contra Argentina ante el CIADI55. Hasta febrero de 2012, King & Spalding había representado a inversores en al menos 15 de los 49 casos presentados contra Argentina en el CIADI56, más que ninguna otra firma. Doak Bishop, corresponsable del grupo de arbitraje internacional de la firma, es considerado "el abogado de referencia para las demandas derivadas de la crisis del peso en Argentina"57. Bishop consiguió una asombrosa indemnización de 185 millones de dólares para la compañía estadounidense Azurix, que había asumido la gestión del sistema privatizado de agua y alcantarillado en la región de Buenos Aires y que demandó a Argentina cuando la junta reguladora del agua de la región la culpó por un brote de algas en 2000.

La segunda gran especialidad de King & Spalding es trabajar para "grandes y megagrandes compañías internacionales de gas y petróleo"58. A mediados de la década de 1990, la firma abrió una oficina en Houston a petición del gigante del petróleo Texaco, con sede en esa misma ciudad, que deseaba que King & Spalding se encargara de sus necesidades en materia de litigios. Desde entonces, el bufete ha informado a las compañías energéticas de que el arbitraje es una de las "opciones estratégicas disponibles cuando la catástrofe sacude al gran proyecto internacional de energía". El concepto de 'catástrofe' ha incluido, por ejemplo, que un Gobierno recién elegido rescinda un proyecto, situaciones de revuelta civil o que ejecutivos de una compañía fueran arrestados con cargos penales59. Las controversias relacionadas con la energía representan, de hecho, una parte importante de las demandas inversor-Estado.

King & Spalding representa actualmente a Chevron en una polémica demanda contra Ecuador. Chevron inició el proceso arbitral para evitar pagar 18.000 millones de dólares para limpiar una zona contaminada por sus actividades de perforación de petróleo en la selva amazónica, tal como le habían ordenado los tribunales ecuatorianos. El caso ha sido tildado de "atroz abuso" del arbitraje de inversiones para evadir la justicia60. Doak Bishop, por su lado, ha tachado de "irrelevantes" a las comunidades de la selva que se vieron perjudicadas por la destrucción ecológica de Chevron61.

El árbitro designado por el inversor en el caso de Chevron-Ecuador, Horacio Grigera Noan, ha recibido duras críticas de las comunidades de la selva por su estrecha relación comercial con King & Spalding62. En otro caso de una compañía petrolera estadounidense contra Ecuador, el árbitro designado por el inversor, Guido Tawil, dimitió a raíz de que se denunciara una "conexión y relación extremadamente cercanas" con King & Spalding, encargada de defender a la compañía63.

King & Spalding cuenta con unos 50 abogados especializados en arbitraje, que trabajan desde ciudades estratégicas como Washington, Nueva York, París, Londres y Singapur64. Varios de los abogados de la firma actúan como árbitros y algunos ocupan cargos en instancias arbitrales como la Corte Internacional de Arbitraje de la CCI65. Margrete Stevens, "el ex funcionario del CIADI de más alto nivel en pasarse al sector privado"66, se incorporó a King & Spalding después de 17 años en el CIADI. Sus colegas también tienen excelentes contactos con responsables de la formulación de políticas en materia de inversiones: Guillermo Aguilar-Álvarez, por ejemplo, trabajó en su día como asesor jurídico para el Gobierno mexicano en las negociaciones sobre el TLCAN (el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre los Estados Unidos, Canadá y México)67.

Los abogados de King & Spalding rara vez han representado al Estado en una disputa inversor-Estado; de las 37 disputas de este tipo citadas en su página web en marzo de 2012, en 35 de ellas habían actuado en nombre de la compañía68.

El temor como instrumento para someter a los Gobiernos

Los abogados especializados en arbitraje también animan a sus clientes a utilizar la amenaza de las demandas de inversión como forma de asustar a los Gobiernos y que estos cedan. Según la firma Luther: "Un acuerdo, al que siempre se debería aspirar, es más fácil de alcanzar bajo la sombra de una inminente demanda relativa a un tratado de inversiones"69. Luther fue uno de los bufetes que ayudó a conseguir un acuerdo para el gigante sueco de la energía Vattenfall contra Alemania, en lo que fue el típico caso en que un Gobierno rebaja los estándares al verse frente a una gran demanda de indemnización (véase el cuadro 5, página 27).

He visto las cartas de las firmas de abogados de Nueva York y Washington que llegaban al Gobierno canadiense sobre prácticamente cualquier nueva regulación ambiental […]. Apuntaron a casi todas las nuevas iniciativas y la mayoría de ellas nunca vio la luz del día.

Ex-funcionario del Gobierno canadiense70

Estos 'ataques preventivos' parecen ir al alza, de forma que el arbitraje de inversiones ya no representa un último recurso, sino un arma política en una guerra de desgaste más amplia contra los Estados71. Hay pruebas de que algunas leyes propuestas o incluso ya adoptadas en materia de protección del medio ambiente y la salud pública han sido abandonadas o diluidas debido a la amenaza de una gran demanda por daños y perjuicios. Canadá, por ejemplo, no siguió ciertas políticas antitabaco después de que las grandes tabaqueras amenazaran con reclamar una indemnización72. Cinco años después de que entraran en vigor las disposiciones inversor-Estado del TLCAN, un exfuncionario del Gobierno canadiense le explicaba a un periodista: "He visto las cartas de las firmas de abogados de Nueva York y Washington que llegaban al Gobierno canadiense sobre prácticamente cualquier nueva regulación y propuesta ambiental en los últimos cinco años. Incluían temas como productos químicos para el lavado en seco, productos farmacéuticos, pesticidas y la ley de patentes. Apuntaron a casi todas las nuevas iniciativas y la mayoría de ellas nunca vio la luz del día"73.

Haciendo dinero con el ajedrez en 3-D:
estructurando las inversiones en búsqueda del tratado más favorable

 

Los abogados también ayudan a los inversores a estructurar sus inversiones de manera de elegir los tratados más favorables para sus demandas contra Estados, lo que se conoce como 'la búsqueda del tratado más favorable' (treaty-shopping). Gracias a su alcance global, las multinacionales pueden demandar al mismo país en varias instancias y basándose en los mismos hechos. En uno de los casos más famosos de esta "guerra de varios frentes", que se ha comparado con "un ajedrez en 3-D"74, el multimillonario de la compañía estadounidense de cosmética Ronald Lauder demandó a la República Checa amparándose en el TBI entre los Estados Unidos y la República Checa y, después, volvió a hacerlo amparándose en el TBI entre los Países Bajos y la República Checa (la inversión se había estructurado a través de un vehículo neerlandés). En el segundo caso, se ordenó a la República Checa que pagara 270 millones de dólares más intereses, una cantidad equivalente a todo el presupuesto de salud del país. El primer caso fue desestimado75.

No es ningún delito ser inteligentes con la búsqueda del TBI más favorable.

Elvira R. Gadelshina, de la firma de abogados, rusa Yukov, Khrenox & Partners76

Los abogados también aconsejan a sus clientes sobre lo que denominan, eufemísticamente, "estructuración corporativa para la protección de inversores" con el objetivo de garantizar el acceso a las vías de arbitraje más favorables a los inversores. El autoproclamado 'abogado de política exterior' Robert Amsterdam lo explicaba así: "Con el fin de sacar partido de los TBI más fuertes, el inversor debería plantearse estructurar la compañía a través de un tercer Estado para mayor seguridad; es decir, una compañía canadiense que desee invertir en Bolivia podría optar por establecer una sociedad ficticia en Suecia para conseguir las medidas de protección de un tratado más fuerte"77. Gracias a esta estructuración exterior, una compañía 'lituana' podría demandar a Ucrania en base a un TBI, incluso aunque esta fuera en un 98% propiedad de ciudadanos ucranianos78.

Los Países Bajos, que cuentan con una de las mayores redes de tratados de inversión del mundo, son un "destino popular en la búsqueda del tratados más favorable" 79. Esto es gracias a firmas de abogados como De Brauw Blackstone Westbroek, con sede en Amsterdam, que viajan por todo el mundo anunciando inversiones en países en desarrollo y ricos en recursos energéticos 'a través de' los Países Bajos80. El bufete estadounidense Baker McKenzie recomienda a sus clientes en los Estados Unidos que estructuren las inversiones en China a través de compañías intermediarias en los Países Bajos, puesto que no existe ningún tratado de inversión entre los Estados Unidos y China, pero sí entre China y los Países Bajos81. Cuando el Gobierno australiano dio la espalda al arbitraje inversor-Estado en abril de 2011, la firma Clifford Chance sugirió que los Países Bajos ofrecían "una alternativa muy popular" a las corporaciones australianas que aún desearan demandar a Estados extranjeros82.

Cuadro 5

Representando a Vattenfall

Desprecio por el medio ambiente y la democracia

En 2009, el gigante sueco de la energía Vattenfall interpuso la primera demanda conocida relativa a un tratado de inversiones en contra de Alemania. La compañía reclamaba una indemnización de 1.400 millones de euros (1.900 millones de dólares83) por las medidas ambientales que limitaban el uso y el vertido del agua de refrigeración para una central eléctrica de carbón situada en las márgenes del río Elba en Hamburgo. Después de que Alemania accediera a rebajar los estándares ambientales, se alcanzó un acuerdo, con lo que se exacerba el impacto que tendrá la central eléctrica en el río y en su fauna y flora84.

Quien desee la paz,
que prepare la guerra.

Vegecio, siglo IV

Nosotros estamos preparados.

Anuncio de la firma Luther sobre su labor de arbitraje85

Después de la primera incursión exitosa, Vattenfall presentó su segunda demanda inversor-Estado contra Alemania en mayo de 2012, reclamando daños y perjuicios en relación con dos de sus centrales nucleares. Después de la catástrofe de Fukushima y de que el público alemán endureciera su postura antinuclear, el Gobierno alemán había decidido abandonar paulatinamente la energía nuclear. Vattenfall está exigiendo por ello una indemnización de 3.700 millones de euros (4.600 millones de dólares86), incluso aunque esas dos centrales no estaban operativas en el momento en que se tomó la decisión sobre el abandono de la energía nuclear87.

En ambos casos, Vattenfall fue representada por la firma alemana Luther y por la sueca Mannheimer Swartling. Estos dos bufetes no se encuentran entre los más grandes del mundo, pero su labor arbitral es global.

El equipo especializado en solución de controversias de Mannheimer Swartling, compuesto por 60 abogados, es el "grupo dominante"88 de la firma. Los abogados están repartidos entre Suecia, Alemania y Hong Kong, aunque también vuelan con frecuencia a su oficina en Moscú89. Están especializados en controversias relacionadas con recursos energéticos y naturales en el marco de TBI y del Tratado sobre la Carta de la Energía, que muchas veces implica a países de la antigua Unión Soviética. Seis de los abogados del bufete actúan como árbitros90, entre los cuales Kaj Hobér, exabogado de la firma White & Case, que ha comparecido en más de 300 arbitrajes91. En tanto que "uno de los referentes entre los actuales académicos-practicante de la profesión"92, Hobér fue nombrado catedrático de la Universidad de Uppsala, Suecia, para dirigir el primer programa de maestría de Europa sobre arbitraje relativo a tratados de inversión93.

Luther es una de las tres firmas alemanas entre las primeras 100 del mundo94 y se ve a sí misma como "una firma comercial", que "piensa y actúa como los empresarios"95. Este bufete también parece estar especializado en controversias planteadas en el marco del Tratado sobre la Carta de la Energía; uno de sus socios, Richard Happ, pasó parte de su formación jurídica en la secretaría de la Conferencia sobre la Carta de la Energía96. Happ también actúa como árbitro y es co-autor de un folleto publicado por el Gobierno alemán en que se sugieren varias políticas públicas que son propicias al arbitraje de inversiones (véase la página 24).

Un tercer actor en los casos de Vattenfall es la firma estadounidense K&L Gates, que representa al Gobierno alemán. A este último no parece importarle que las abogadas de la firma que trabajan en el caso, Sabine Konrad y Lisa Richman, se encuentren entre los abogados que están promocionando de forma más activa que se interpongan demandas relativas a tratados de inversión contra Estados (véanse las páginas 19 y 23). Konrad también actúa como árbitro y se movilizó en contra de la reforma de la política europea de inversiones (véase la página 28)97. Dirige el departamento de arbitraje en Alemania para K&L Gates junto con Johann von Pachelbel, que fue uno de los consejeros de Mannheimer Swartling en representación de Vattenfall en el primer caso de esta compañía contra Alemania98.

Allanando el camino para futuras demandas

Las firmas de abogados también desempeñan un papel clave a la hora de asegurar que los laudos arbitrales sean de alcance amplio y favorables a los inversores, con lo que pueden incrementar su negocio en el futuro. ¿Debe permitirse a un inversor agraviado interponer demandas paralelas basadas en los mismos hechos? ¿Puede un inversor con un 98% de titularidad ucraniana demandar a Ucrania a través de un holding lituano? Las respuestas a estas polémicas cuestiones jurídicas son importantes para los casos concretos, pero también para las futuras posibilidades de éxito de los inversores. Según algunos estudios, los tribunales tienden a resolver estas cuestiones con interpretaciones amplias y favorables a los inversores, con lo que se allana el camino para que sigan proliferando las demandas contra Estados99. Y aunque, en última instancia, son los árbitros los que deciden sobre estos temas, los abogados de las partes desempeñan un papel clave al aportar los argumentos de base100. Esta es otra vía de que disponen las firmas de abogados para perpetuar y exacerbar la injusticia del sistema de arbitraje de inversiones.

Enseña a los Gobiernos y asegúrate nuevos clientes

Las firmas de abogados especializadas en arbitraje incluso parecen haber negociado algunos tratados de inversión para Gobiernos, a los que instruyen con regularidad sobre el arbitraje y a los que aconsejan sobre la redacción de tratados. El bufete suizo Lalive, por ejemplo, organiza periódicamente cursos de aprendizaje electrónico sobre el arbitraje de inversiones para UNITAR, la organización de las Naciones Unidas para la generación de capacidades en países en desarrollo101. Los funcionarios de países pobres reciben becas extra y Lalive se beneficia de una larga lista de nuevos clientes en potencia.

En noviembre de 2011, una docena de abogados del Gobierno de Ghana, Gambia, Liberia, Sudáfrica, Uganda y Egipto asistieron durante toda una semana a una formación sobre la legislación y el arbitraje de inversiones, patrocinada por algunas de las grandes firmas del arbitraje, como Salans, Hogan Lovells, Volterra Fietta, WilmerHale yAllen & Overy, que proporcionó a los formadores102.

También asesoramos a los Gobiernos sobre la redacción y la negociación de TBI, y sobre la gestión del riesgo de las demandas de inversión en la ejecución de las políticas gubernamentales.

Hogan Lovells103

Cabildeo para acabar con la reforma de los tratados de inversión

A medida que los Gobiernos se dan cuenta de la amenaza que representa el régimen internacional de inversiones para el desarrollo de políticas públicas responsables, son cada vez más los que intentan reducir su exposición jurídica a las controversias inversor-Estado (véase la página 16). Las asociaciones de la industria y las grandes firmas de abogados han organizado feroces campañas de cabildeo para neutralizar cualquier proceso de reforma, apuntalando un sistema injusto pero tremendamente lucrativo104.

El actual debate en la UE es un caso paradigmático105. Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, en 2009, los abogados se vieron ante el riesgo de que se produjera una reforma radical de los tratados de inversión en la UE. Sindicatos y grupos de la sociedad civil llevaban mucho tiempo instando a que se revisaran los TBI de los Estados miembros de la UE con el fin de garantizar un mayor equilibrio entre intereses públicos y privados. Abogaban por una nueva generación de acuerdos: sin disposiciones sobre la solución de controversias inversor-Estado, con obligaciones para los inversores, con términos más precisos y restrictivos sobre sus derechos, y con referencias explícitas al derecho a regular de los países. Algunos eurodiputados también se estaban moviendo en esa dirección.

Hay gente dentro del sistema que está muy a favor de la forma en que funciona actualmente y hace mucho para animar a los Gobiernos a firmar tratados. Trabajan como abogados, asesoran a los Gobiernos y les dicen que, en realidad, todas esas preocupaciones sobre los tratados de inversión son exageradas y que deberían seguir firmándolos.

Investigador especializado en legislación, internacional sobre inversiones106

Pero eso no era lo que tenía en mente la industria del arbitraje. Para influir en el debate, firmas como Hogan Lovells, Herbert Smith Freehills y Baker McKenzie invitaron a responsables de políticas de la UE a una serie de debates "informales pero informados" con sus clientes multinacionales, entre ellos varios de los que han demandado a Estados en base a tratados de inversión, como Deutsche Bank y Shell. El bufete neerlandés De Brauw envió un artículo a los eurodiputados en que criticaba duramente las moderadas propuestas de reforma del Parlamento Europeo. El mensaje de estas firmas estaba claro. Los TBI vigentes y el alto nivel de protección de los inversores, especialmente en lo referente al arbitraje inversor-Estado, debían mantenerse, y la protección de las inversiones no debía vincularse con normas laborales ni ambientales.

Los abogados especializados en inversiones estaban también muy interesados en mantener los tratados de inversión que los países de la UE habían firmado entre ellos. Emmanuel Gaillard, un árbitro de élite de la firma Shearman & Sterling, advirtió sobre las "desastrosas consecuencias económicas" en caso de que dichos tratados fueran abolidos, tal como se había propuesto107. De Brauw y K&L Gates se hicieron eco de esta advertencia108. Pero los bufetes se guardaron de mencionar que obtienen importantes beneficios con estos llamados 'TBI intracomunitarios', demandando a los mismos Gobiernos de la UE a los que estaban presionando para que la base jurídica de su negocio permaneciera intacta. De Brauw, por ejemplo, representa a la compañía de seguros neerlandesa Eureko en una demanda por la que se reclaman 100 millones de euros (142 millones de dólares109) al Gobierno eslovaco amparándose en el TBI entre los Países Bajos y Eslovaquia. El Gobierno eslovaco había revertido las políticas de privatización de la salud de la administración anterior, exigiendo a los proveedores de seguros de salud que operaran sin fines de lucro110.

Abogados especializados en inversiones: entrando y saliendo del Gobierno

En su lucha contra una reforma significativa de la legislación en materia de inversión internacional, la industria del arbitraje puede contar con un acceso de primer nivel a los legisladores y funcionarios de políticas que se encargan de negociar los tratados de inversión y manejar las controversias. Muchos de estos funcionarios públicos recorren las mismas conferencias y socializan en las mismas cenas de gala; y muchos de los que integran el circuito del arbitraje, especialmente en los Estados Unidos, han trabajado previamente en el Gobierno y en instituciones internacionales (véase el cuadro 6).

Esta puerta giratoria le garantiza a la industria del arbitraje un valioso acceso a información privilegiada. En una entrevista, Theodore Posner, que en el pasado trabajó para el Gobierno estadounidense y ahora trabaja para la firma Weil, Gotshal & Manges, explicó que él y otros como él "sabemos cómo los funcionarios del Gobierno negocian los tratados y cómo analizan los problemas". Posner está ahora cabildeando para que los futuros tratados de inversión de los Estados Unidos se ajusten a las necesidades de sus clientes corporativos111.

La puerta giratoria también provoca conflictos de interés, ya que invita a funcionarios públicos a utilizar sus cargos para su provecho personal, incluido para el beneficio de futuros empleadores. Varios de los negociadores y asesores del capítulo sobre inversiones del TLCAN se han convertido en nombres muy conocidos de la industria del arbitraje. Entre ellos, estarían Daniel Price, que negoció por parte de los Estados Unidos (véase su perfil en la página 44), y Jan Paulsson (véase su perfil en la página 40) y Guillermo Aguilar-Álvarez (de King & Spalding), ambos asesores del Gobierno mexicano. En cuanto se firmó el TLCAN, estos abogados animaron a varias compañías a demandar a los tres Estados signatarios. En un artículo de 1995, Paulsson se mostraba entusiasmado con "este nuevo territorio para el arbitraje internacional" que solo permite a las compañías demandar al Estado, pero no viceversa112.

Cuadro 6

La puerta giratoria: algunos casos emblemáticos

Barton Legum, de la firma parisina Salans, antes llamada Debevoise & Plimpton, trabajó para el Departamento de Estado estadounidense de 2000 a 2004. Legum era el principal consejero encargado de defender a los Estados Unidos frente a demandas de inversión y ayudó a desarrollar nuevos tratados de inversión. Actualmente, vende los conocimientos privilegiados que adquirió durante ese período a compañías como Apotex, una farmacéutica canadiense que ha demandado a los Estados Unidos por al menos 520 millones de dólares basándose en el capítulo de inversiones del TLCAN113. Legum también actúa como árbitro.

Regina Vargo entró a trabajar en Greenberg Traurig, un bufete de Washington, después de más 30 años en el Gobierno estadounidense, durante los que, entre otras cosas, actuó como principal negociadora de tratados de libre comercio e inversiones como el CAFTA-DR (Tratado de Libre Comercio Estados Unidos-Centroamérica y República Dominicana)114. Según uno de sus colegas "nadie ha tenido una relación más estrecha y personal con el CAFTA"115. En la primera demanda inversor-Estado que se interpuso al amparo de este tratado, Vargo obtuvo un laudo de unos 12 millones de dólares del Gobierno guatemalteco para un inversor ferroviario estadounidense. Según comentaba un sindicalista: "Fue pagada por el USTR [Representante de Comercio de los Estados Unidos] para cerrar un buen trato en nombre de los inversores estadounidenses en Centroamérica. Y ahora está asumiendo el primer caso para demostrar la forma en que tratados como el CAFTA favorecen a esos inversores"116.

Anna Joubin-Bret, de la firma estadounidense Foley Hoag, trabajó durante 15 años en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), asesorando a países en desarrollo sobre cuestiones relacionadas con tratados de inversión. Joubin-Bret fue la principal organizadora de las tristemente famosas rondas para la firma multitudinaria de tratados organizadas por la UNCTAD, en las que se atraía a países en desarrollo a una sala llena de negociadores, de la que salían como signatarios de docenas de tratados de inversión117. En Foley Hoag, Joubin-Bret representa ahora a Gobiernos en demandas inversor-Estado y los asesora sobre la redacción de tratados.

Los miembros de nuestro equipo tienen unos conocimientos y experiencia sin igual, a menudo procedente de su previo servicio en Gobiernos de todo el mundo.

Sidley Austin hablando sobre su departamento de arbitraje118

Custodios de la llama corporativa

In 2001, el periodista y escritor William Greider describía el capítulo sobre inversiones del TLCAN como fruto de la estrategia a largo plazo de la industria para obligar a los Gobiernos a desembolsar una indemnización siempre que regulan. Los abogados corporativos, sugería Greider, eran "la principal correa de transmisión" para poner en práctica esta idea. "Su papel, a menudo subestimado, consiste en actuar como los custodios de la llama, alimentando objetivos normativos a largo plazo durante muchos años y más allá de la influencia transitoria de políticos electos o directores de compañías. Ellos mismos entran y salen del Gobierno, ayudando a redactar los textos y leyes oficiales que luego, cuando vuelven al sector privado, utilizan como herramientas en nombre de clientes corporativos"119.

Un grupo de exploradores ha partido con la intención de descubrir un nuevo territorio para el arbitraje internacional. Ya han desembarcado en algunas islas y han preparado mapas que muestran un inmenso continente bajo sus pies.

Jan Paulsson, de Freshfields, promoviendo el arbitraje de inversiones en 1995120

La guía básica de un abogado especializado en inversiones

Hazte miembro del club. Toma la Blackberry y asiste a conferencias sobre arbitraje en todoel mundo. Abónate a caras listas de correo electrónico. Hazte amigo de otros abogados, árbitros, financiadores y académicos que se mueven en el mundo del arbitraje.

Ficha a funcionarios de Gobiernos. Su información privilegiada es inestimable y sus contactos con antiguos compañeros podría resultar muy útil.

Conoce a los árbitros. Entérate de qué leen, escriben y piensan; qué les gusta y qué no. Cuanto mejor conozcas al árbitro, más fácil te resultará convencerlo y conseguir que emita un dictamen a tu favor.

Sé el árbitro. ¡Aún mejor! Nadie es tan astuto como el abogado que actúa regularmente como árbitro.

Crea tu propio negocio. Permanece atento a las guerras, crisis económicas y cambios políticos. Y no te olvides del marketing. Convence a tus clientes multinacionales que el arbitraje de inversiones es una forma de hacer dinero con estas situaciones turbulentas.

Infla el negocio. Dedícate a la búsqueda selectiva de tratados. Interpón demandas paralelas contra Estados basadas en los mismos hechos. Presenta interpretaciones amplias y favorables al inversor sobre cuestiones jurídicas controvertidas con el fin de allanar el camino a más demandas en el futuro.

Asusta a los Estados. La amenaza de una demanda multimillonaria por parte de un inversor mantendrá a raya a los Gobiernos. Con un contrato de honorarios condicionales, puedes embolsarte una buena cifra con un acuerdo amistoso.

Actúa como mentor. Ofrece actividades gratuitas para el fortalecimiento de capacidades a Gobiernos pobres, todos ellos clientes potenciales. Quizá puedes incluso asesorarlos sobre la redacción de tratados.

Cabildea contra la reforma de los tratados de inversión. Los tratados de inversión son tu gallina de los huevos de oro. Lucha contra las propuestas de reforma que podrían reducir su rentabilidad.

¡Pero protege el sistema! El arbitraje relativo a tratados de inversión atraviesa una crisis de legitimidad. Tendrás que tragarte algunas pequeñas reformas para que el sistema se mantenga intacto y siga siendo lucrativo.

Referencias capítulo 3

  • 1. Markert, Lars (2012) "Investitionsrecht aus der anwaltlichen Praxis", presentación en el International Investment Law Centre Cologne, 18 de mayo; traducción de Pia Eberhardt.
  • 2. Happ, Richard/ Bischoff, Jan Asmus (2011) Rechtsschutz bei Staatsbankrott?, Luther News, 16 de agosto, pp. 1, 6.; traducción de Pia Eberhardt.
  • 3. UNCTAD (2011) Sovereign Debt Restructuring and International Investment Agreements, Issues Note No 2, julio.
  • 4. Peterson, Luke Erik (2008) Round-Up: Where things stand with Argentina and its many investment treaty arbitrations, Investment Arbitration Reporter, 17 de diciembre, http://www.iareporter.com/articles/20090929_15 [02-09-2012].
  • 5. En 2008, el salario promedio de un profesor en Argentina era de 2.158 pesos argentinos al mes (http://www.cippec.org/Main.php?do=documentsDoDownload&id=468) y de un doctor, 4.000 pesos argentinos al mes (http://www.semanaprofesional.com/?nota=22581 y http://www.semanaprofesional.com/?nota=13220).
  • 6. Konrad, Sabine F./ Richman, Lisa M. (2011) Investment Treaty Protection for State Defaults on Sovereign Bonds – The Broader Implications of Abaclat et al. v. The Argentine Republic, K&L Gates Legal Insight, 17 de octubre, p. 1, 4.
  • 7. Heneghan, Patrick/ Perkams, Markus (2012) The clawback – can arbitration help Greek bondholders against redress?, LegalWeek.com, 11 de mayo, http://www.legalweek.com/legal-week/analysis/2173647/clawback-arbitratio... [15/06/2010].
  • 8. Nolan, Michael D./ Sourgens, Frédéric G. (2011) The U.S. And EU Debt Crises in International Law – A Preliminary Review, Wall Street Lawyer 15:10; Leijten, Marnix/ van Geuns, Edward (2011) Griekenland moet wel terugbetalen, Het Financieele Dagblad, 23 de septiembre; Strik, Daniella (2012) Proposed Greek Collective Action Clauses Law May Trigger Its International Law Obligations, http://kluwer.practicesource.com/blog/2012/proposed-greek-collective-act... [11-07-2012].
  • 9. The American Lawyer (2012) Firm profiles. Milbank, Tweed, Hadley & McCloy, http://www.americanlawyer.com/firmProfile.jsp?name=Milbank%2C+Tweed%2C+H... [23-08-2012]. Cifra basada en un tipo de cambio de 1 EUR = 1.295 USD (vigente a 31 de diciembre de 2011).
  • 10. La firma de abogados alemana Gröpper Köpke está representando a un grupo de 500 prestamistas alemanes, que reclaman unos 100 millones de euros en concepto de daños y perjuicios. Según algunas noticias, los bufetes estadounidenses Brown Rudnick y Bingham McCutchen también ofrecieron a los acreedores un consejo parecido. Véase Karadelis, Kyriaki (2012) Greece. A new Argentina?, Global Arbitration Review, 12 de junio, http://www.globalarbitrationreview.com/news/article/30603/greece-new-arg... [13-06-2012].
  • 11. El número de casos relativos a tratados fue proporcionado por las firmas de abogados a Global Arbitration Review (GAR), pero no ha sido verificado por esta. Los casos se refieren a arbitrajes de inversiones que estaban activos en septiembre de 2011; fuente (salvo que se indique lo contrario): http://www.globalarbitrationreview.com/gar100/.
  • 12. Entre los ejemplos, estarían: Allen & Overy (Reino Unido), Baker & McKenzie (Estados Unidos), Baker Botts (Estados Unidos), Clifford Chance (Estados Unidos), Covington & Burling (Estados Unidos), de Brauw Blackstone Westbroek (Países Bajos), Dechert (Estados Unidos), Derains & Gharavi (Francia), Herbert Smith Freehills (Reino Unido), Lalive (Suiza), Mannheimer Swartling (Suecia), Milbank, Tweed, Hadley & McCloy (Mannheimer Swartling), Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom (Mannheimer Swartling), Squire Sanders (Mannheimer Swartling), Volterra Fietta (Reino Unido), Weil, Gotshal & Manges (Mannheimer Swartling), Wilmer Cutler Pickering Hale and Dorr (Mannheimer Swartling) y Wolf Theiss (Austria).
  • 13. Véase nota 11.
  • 14. Salvo que se indique lo contrario, las cifras de esta columna proceden de la revista The American Lawyer (The Global 100, The Am Law 200 o los perfiles de firmas individuales que ofrece la revista).
  • 15. Ibid.
  • 16. Información elaborada por las autoras basándose en los casos mencionados por la revista The American Lawyer, las páginas web de las propias firmas, el servicio de noticias y análisis Investment Arbitration Reporter (http://www.iareporter.com/) y el portal electrónico Investment Treaty Arbitration (http://italaw.com/).
  • 17. Chambers Associate (2012) Curtis, Mallet-Prevost, Colt & Mostle LLP, http://www.chambers-associate.com/Law/FirmFeature/3832 [23-10-2012].
  • 18. Según Amy Fantini Deschodt, responsable de prensa de Cleary Gottlieb, en 2011 la firma participó en más de 10 casos inversor-Estado relativos a tratados. Correo electrónico de Amy Fantini Deschodt a Corporate Europe Observatory con fecha de 28 de agosto de 2012.
  • 19. Según Barry Appleton, socio gerente de Appleton & Associates, en 2011 la firma participó en 10 o más casos inversor-Estado relativos a tratados . Correo electrónico de Barry Appleton a Corporate Europe Observatory con fecha de 21 de agosto de 2012.
  • 20. Zeughauser Group (2012) ZGuide to leading law firms, p. 44.
  • 21. Ibid.
  • 22. Freshfields Bruckhaus Deringer (2010) Bilateral investment treaties. Managing the risk of government intervention, junio, p. 2.
  • 23. Markert, Lars (2012), véase nota 1.
  • 24. Casley Gera, Ravinder (2009) The Globalisation of Arbitration, The Chambers Magazine, http://www.chambersmagazine.co.uk/Article/The-Globalisation-of-Arbitration [16-05-2012].
  • 25. Peterson, Luke Eric (2010) Investor and lawyers fall out over contincengy-fee arrangement in aftermath of ICSID arbitration, Investment Arbitration Reporter, 7 de mayo, http://www.iareporter.com/articles/20100507_6 [15-06-2012].
  • 26. Global Arbitration Review (2012) Global Arbitration Review 100. The guide to specialist arbitration firms 2012, p. 3.
  • 27. Ibid.
  • 28. Casley Gera, Ravinder (2009), véase nota 24.
  • 29. Global Arbitration Review (2009) Global Arbitration Review 100. The guide to specialist arbitration firms 2009, p. 2.
  • 30. Gottwald, Eric (2007) Leveling the Playing Field: Is it Time for a Legal Assistance Center for Developing Nations in Investment Treaty Arbitration?, American University International Law Review 22:2, 237-275, pp. 252ff.
  • 31. Bouc, Frantisek/Aust Ondrej (2009) Cesko naslo recept na arbitráze, Lidove Noviny, 9 de julio.
  • 32. Global Arbitration Review (2012), véase nota 26, p. 4.
  • 33. K&L Gates (2012) International Arbitration. Why K&L Gates? Key distinguishing features of our arbitration practice, p. 1.
  • 34. White & Case/Queen Mary University of London International School of Arbitration (2010) 2010 International Arbitration Survey. Choices in International Arbitration, p. 27.
  • 35. Global Arbitration Review (2012), véase nota 26, p. 4.
  • 36. Freshfields, con 25 abogados que actúan como árbitros, es la líder del mercado. Véase: Global Arbitration Review (2012) Freshfields Bruckhaus Deringer, http://www.globalarbitrationreview.com/journal/article/30337/freshfields... [16-08-2012].
  • 37. Comunicación por correo electrónico con Nathalie Bernasconi-Osterwalder, abogada sénior del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD), 24 de agosto de 2012.
  • 38. Global Arbitration Review (2009), véase nota 29, p. 31.
  • 39. King & Spalding (2011) Client Alert. Crisis in Libya: What Legal Options are Available to Oil and Gas Companies?, mayo.
  • 40. Freshfields Bruckhaus Deringer (2011) Investments in Libya. Potential claims under Bilateral Investment Treaties and political risk insurance policies, marzo, p. 2.
  • 41. King & Spalding (2011), véase nota 39.
  • 42. Véase, por ejemplo: Clifford Chance (2001) Contracts with Libyan State agencies – implications of the current crisis, marzo; Annacker, Claudia/ Maydell, Niklas (2001) Libyen: Entschädigung für Investoren im Kriegsgebiet, Die Presse, http://diepresse.com/home/wirtschaft/recht/684109/Libyen_Entschaedigung-..., 8 de agosto; Fulbright (2011) New Business Opportunities Expected, but Are Troubling Times Also Ahead for Investors in Libya?, septiembre, http://www.fulbright.com/index.cfm?fuseaction=publications.detail&pub_id... [17-05-2012].
  • 43. Schreuer, C. H. (2011) The Protection of Investments in Armed Conflicts, advance publication, Transnational Dispute Management, junio.
  • 44. K&L Gates (2011) Arbitration Alert. International Arbitration against Hungarian Special Sales Tax, 17 de enero.
  • 45. Poulton, Ed/ Davies, Richard (2011) Vattenfall v Germany: the nuclear option and investment arbitration, Commercial Dispute Resolution, 10 de noviembre, http://www.cdr-news.com/arbitration-and-adr/112-articles/1554-vattenfall... [19-05-2012].
  • 46. White & Case (2012) Indian Patent Office Grants Compulsory License for Bayer's Nexavar. Implications for Multinational Drug Companies, abril, http://www.whitecase.com/alerts-04022012/ [28-08-2012].
  • 47. Entrevista con Nathalie Bernasconi-Osterwalder, abogada sénior del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD), 15 de junio de 2012.
  • 48. Markert, Lars (2012), véase nota 1.
  • 49. Véase, por ejemplo, la reflexión del abogado de plantilla de la compañía General Electric, Michael McIlwrath, sobre la visita de una firma especializada en arbitraje que estaba promocionando sus servicios. McIlwrath sintió que lo trataban como "fungible" y que el interés de General Electric por la mediación (a diferencia del arbitraje) era ridiculizado "como un lindo hobbby personal"; http://kluwerarbitrationblog.com/blog/2011/04/12/anti-arbitration-feedba... [28-08-2012].
  • 50. Entrevista con Nathalie Bernasconi-Osterwalder, véase nota 47.
  • 51. Entrevista con Gus Van Harten, profesor adjunto de la Facultad de Derecho Osgoode Hall, Universidad de York, Toronto, 30 de noviembre de 2011.
  • 52. Nolan, Michael/ Baldwin, Teddy (2012) Minimising Risk in the Face of Government Action, Project Finance International, 16 de mayo, 47-49, p. 49, nota 1.
  • 53. Germany Trade & Invest (2011) Hilfe, ich werde enteignet! Abkommen schützen Auslandsinvestitionen. p. 5; traducción de Pia Eberhardt.
  • 54. Arbitration International (2008) Birth of an ICSID Case – Act I, Scene I, Arbitration International 24:1, 5-15, pp. 6ff.
  • 55. Global Arbitration Review (2010) Global Arbitration Review 100. The guide to specialist arbitration firms 2010, p. 50.
  • 56. Cálculo de las autoras, basado en los casos contra Argentina enumerados en la página web del CIADI el 23 de febrero de 2012, http://icsid.worldbank.org [23-02-2012].
  • 57. Goldhaber, Michael D. (2007) Houston, We Have an Arbitration, Focus Europe, 2-4, p. 3.
  • 58. King & Spalding (2011) Annual Review 2011, p. 5.
  • 59. Bishop, Doak R./ Dimitroff Sashe D./ Miles, Craig S. (2001) Strategic Options Available When Catastrophe Strikes the Major International Energy Project, Texas International Law Journal 36, 635-688, p. 636.
  • 60. Véase la página web http://chevrontoxico.com/. Para conocer la versión de los hechos de Chevron, véase: http://www.theamazonpost.com/.
  • 61. The Chevron Pit (2012) Maria Aguinda. The Grandmother Who Beat Chevron, http://thechevronpit.blogspot.de/2012/04/maria-aguinda-grandmother-who-b... [05-04-2012].
  • 62. Amazon Defense Coalition (2012) Chevron's Arbitrator Suffers from Acute Ethical Problems, Ecuadorians Assert, http://chevrontoxico.com/news-and-multimedia/2012/0223-chevrons-arbitrat... [10-03-2012].
  • 63. Ross, Alison (2012) Tawil and Stern step away from tribunal, Global Arbitration Review, 23 de febrero, http://www.globalarbitrationreview.com/news/article/30195/tawil-stern-st... [23-03-2012].
  • 64. King & Spalding (2011), véase nota 58, p. 13.
  • 65. King & Spalding (2012) International Arbitration. Overview, http://www.kslaw.com/practices/International-Arbitration/Overview [22-02-2012].
  • 66. Global Arbitration Review (2010), véase nota 55, p. 50.
  • 67. King & Spalding (2012) Guillermo Aguilar-Alvarez, http://www.kslaw.com/people/Guillermo-Aguilar-Alvarez [10-03-2012].
  • 68. King & Spalding (2012) International Arbitration, http://www.kslaw.com/practices/International-Arbitration/Matters [10-03-2012].
  • 69. Germany Trade & Invest (2011), véase nota 54, p. 9; traducción de Pia Eberhardt.
  • 70. Greider, William (2001) The Right and US Trade Law. Invalidating the 20th Century, The Nation, http://www.thenation.com/article/right-and-us-trade-law-invalidating-20t... [05-09-2012].
  • 71. Zachary Douglas, de Matrix Chambers y del Graduate Institute de Ginebra Geneva (en aquel momento, aún en la Universidad de Cambridge), identificó esta tendencia en una conferencia celebrada en Frankfurt, del 1 al 3 de diciembre de 2009. European Commission (2009) Mission Report. 50 years of Bilateral Investment Treaties Conference – Frankfurt 1-3 December 2009, p. 4. Documento obtenido a través de las normas sobre libertad de información de la UE.
  • 72. Para un análisis amplio sobre el arbitraje de inversiones y cómo los Gobiernos abandonan leyes por la amenaza de enfrentarse a grandes demandas por daños y perjuicios, véase: Tienhaara, Kyla (2010) Regulatory chill and the threat of arbitration, in: C. Brown and K. Miles (eds) Evolution in Investment Treaty Law and Arbitration, 606-627.
  • 73. Greider, William (2001), véase nota 70.
  • 74. Goldhaber, Michael (2009) Playing 3-D Chess, The American Lawyer, 1 de julio, http://www.law.com/jsp/PubArticle.jsp?id=1202431685556 [10-05-2012].
  • 75. CME Czech Republic B.V. vs. The Czech Republic y Ronald S. Lauder vs. the Czech Republic (ambos procesos ante la CNUDMI).
  • 76. Gadelshina, Elvira R. (2011) Major Pitfalls for Foreign Investors in Russia. What Are Russion BITs Worth?, Kluwer Arbitration Blog, http://kluwerarbitrationblog.com/blog/2011/12/01/major-pitfalls-for-fore... [20-05-2012].
  • 77. Amsterdam, Robert (2008) The Resource Nationalism Checklist, http://corporateforeignpolicy.com/corporate-foreign-policy/the-resource-..., 17 de abril [16-05-2012].
  • 78. Tokios Tokeles vs. Ukraine (ICSID Case No. ARB/02/18).
  • 79. SOMO (2011) Dutch Bilateral Investment Treaties: A gateway to 'treaty shopping' by multinational corporations for investment protection.
  • 80. Geuze, Niels/ Rebergen, Mark (2012) Benefits of structuring foreign energy investments through the Netherlands, Oil&Gas Financial Journal, 1 de febrero, http://www.ogfj.com/articles/print/volume-9/issue-2/department/capital-p... [16-05-2012].
  • 81. Baker & McKenzie (2011) How the Netherlands Bilateral Investment Treaty with China Offers Protection of your Chinese Investments, enero.
  • 82. Clifford Chance (2011) Australia says good-bye to neutral investor-state dispute resolution, junio, p. 3.
  • 83. Cifra basada en un tipo de cambio de 1 EUR = 1,352 USD (vigente a 17 de abril de 2009).
  • 84. Bernasconi, Nathalie (2009) Background Paper on Vattenfall v. Germany Arbitration, IISD; Rechtsanwälte Günther (2012) Briefing Note. The Coal-fired Power Plant Hamburg-Moorburg, ICSID proceedings by Vattenfall under the Energy Charter Treaty and the result for environmental standards, 11 abril.
  • 85. Luther (2011), International Arbitration, p. 2.
  • 86. Cifra basada en un tipo de cambio de 1 EUR = 1,244 USD (vigente a 31 de mayo de 2012).
  • 87. PowerShift (2012) Der deutsche Atomausstieg auf dem Prüfstand eines internationalen Investitionsschiedsgerichts? Hintergründe zum neuen Streitfall Vattenfall gegen Deutschland (II), octubre.
  • 88. Global Arbitration Review (2012), véase nota 26, p. 78.
  • 89. Global Arbitration Review (2011) Global Arbitration Review 100. Mannheimer Swartling, http://www.globalarbitrationreview.com/journal/article/29175/mannheimer-... [08-11-2012].
  • 90. Global Arbitration Review (2012), véase nota 26, p. 78.
  • 91. Mannheimer Swartling (2012) Dispute Resolution – Investment Treaty Arbitration, http://www.mannheimerswartling.se/en/Activity/Activity-groups/Litigation... [14-05-2012].
  • 92. Global Arbitration Review (2011), véase nota 89.
  • 93. Mannheimer Swartling (2012) News. Kaj Hobér appointed Professor of International Investment and Trade Law at Uppsala University, 28 de marzo, http://www.mannheimerswartling.se/en/News/Latest-news/Kaj-Hober-appointe... [14-05-2012].
  • 94. Global Arbitration Review (2012) GAR 100 – 5th edition, http://www.globalarbitrationreview.com/surveys/survey/628/GAR-100/ [14-05-2012].
  • 95. Luther (2012) Luther – die Unternehmeranwälte, http://www.luther-lawfirm.com/ueberuns.php?r=1 [15-05-2012]; traducción de Pia Eberhardt.
  • 96. Luther (2011), véase nota 85, p. 10.
  • 97. Konrad, Sabine (2012) Investment Protection at Risk, K&L Gates (2012) K&L Gates Global Government Solutions 2012. Annual Outlook, 21-22.
  • 98. Juve (2012) Ausbau. K&L Gates verstärkt Schiedsverfahrens- und Arbeitsrecht, http://www.juve.de/nachrichten/namenundnachrichten/2012/01/ausbau-kl-gat... [14-05-2012].
  • 99. Van Harten, Gus (2012) Pro-Investor or Pro-State Bias in Investment-Treaty Arbitration? Forthcoming Study Gives Cause for Concern, Investment Treaty News, 13 de abril, http://www.iisd.org/itn/2012/04/13/pro-investor-or-pro-state-bias-in-inv... [18-06-2012].
  • 100. Markert, Lars (2012), véase nota 1.
  • 101. Lalive/UNITAR (2012) Introduction to Investment Arbitration (2012), http://www.unitar.org/event/laliveunitar-introduction-investment-arbitra... [04-09-2012].
  • 102. Véase la página web de Africa International Legal Awareness (AILA), http://www.aila.org.uk/.
  • 103. Hogan Lovells (2011) Investment Protection and Arbitration, p. 8.
  • 104. Véase, por ejemplo: ACCI (2012) Australian Foreign Investment Requires Right to Sue Foreign Governments, 9 de agosto, http://acci.asn.au/Research-and-Publications/Media-Centre/Media-Releases... [04-09-2012].
  • 105. Para más información sobre el apartado que sigue y la batalla del lobby corporativo contra la reforma de los tratados de inversión en la UE, véase: Corporate Europe Observatory (2011) Investment rights stifle democracy, 31 de marzo.
  • 106. Entrevista con un investigador especializado en legislación internacional sobre inversiones que desea que su nombre permanezca en el anonimato, 1 de junio de 2012.
  • 107. Gaillard, Emmanuel (2011) Menaces sur la protection des investissements en Europe, Option Droit et Affaires, 11 de mayo, p. 8.
  • 108. van Geuns, Edward/ Jansen, Nani (2011) Protecting investments post-Lisbon Treaty, Global Arbitration Review 6:1, 1-2; Konrad, Sabine (2012), véase nota 97.
  • 109. Cifra basada en un tipo de cambio de 1 EUR = 1,429 USD (vigente a 1 de octubre de 2008).
  • 110. Hall, David (2010) Challenges to Slovakia and Poland health policy decisions: use of investment treaties to claim compensation for reversal of privation/liberalisation policies, enero.
  • 111. The Metropolitan Corporate Counsel (2012) Protecting Your Company's Global Interests Using Treaty-Based International Arbitration, http://www.metrocorpcounsel.com/articles/19649/protecting-your-company%E... [05-07-2012].
  • 112. Paulsson, Jan (1995) Arbitration Without Privity, Foreign Investment Law Journal 10:2, 232-257, p. 232.
  • 113. Peterson, Luke (2012) As United States is hit with another arbitration claim, pharma companies are growing creative in their use of investment treaties, IA Reporter, 13 de marzo, http://www.iareporter.com/articles/20120314 [05-09-2012].
  • 114. Greenberg Traurig: People. Regina K. Vargo, http://www.gtlaw.com/People/ReginaKVargo [17-05-2012].
  • 115. Global Arbitration Review (2009), véase nota 29, p. 25.
  • 116. Wallach, Jason (2007) Ex-USTR Negotiator Vargo Key in CAFTA Case, 28 de marzo, http://upsidedownworld.org/main/news-briefs-archives-68/678-ex-ustr-nego... [17-05-2012].
  • 117. Véase, por ejemplo, UNCTAD (2003) Round of Negotiations of Bilateral Investment Treaties for English-Speaking African Least Developed Countries. Final report.
  • 118. Sidley Austin (2012) Our Practice. International Arbitration (Commercial and Treaty), http://www.sidley.com/internationalarbitration/ [22-08-2012].
  • 119. Greider, William (2001), véase nota 70.
  • 120. Paulsson, Jan (1995), véase nota 112, p. 232.
Article type: 

Get our monthly newsletter

Follow us on social media